Archivo de la etiqueta: QUE CHISTE

Reencarnación – Suegras

Una mujer cansada e indignada de escuchar discusiones entre su marido y su mamá, le dice al marido:

Por favor negro, hacéme un favor, andá a la casa de mi mamá y hablále bien, intenta acercarte, sólo Dios sabe cuánto tiempo más la tengamos con nosotros.

El marido le responde:

Está bien, gorda, lo voy a hacer, pero que conste que lo hago por vos.

Llega a la casa de su suegra, golpea y ahí se encuentran, el hombre amablemente le dice: Hola suegrita, ¿cómo anda?, ya la estábamos extrañando.

La suegra sorprendida lo mira y le dice:

Bien acá ando, intentando descansar.

Y el hombre pregunta:

Mire suegrita, ¿usted cree en la vida después de la muerte?

Sí, responde la suegra.

Bueno si usted se muriera, Dios no lo permita, ¿en qué animal le gustaría reencarnarse? Mmmmmmmmm, me gustaría en una víbora, le responde la suegra.

Y el hombre dice:

¡Noooo! ¡Pero tiene que ser algo que nunca haya sido!

Anuncios

El peor dia – Bares

Un señor de mediana edad lleva una hora sentado en un bar mirando la copa sin beberla, cuando llega un camionero alto y gordo y se bebe la copa de un solo trago. El pobre hombre se echa a llorar, y el camionero le dice:

– ¡Vamos, buen hombre, era solo una broma, ahorita le pido otra copa!

El señor le contesta:

– No, no es eso, es que hoy ha sido el peor día de mi vida. Primero, llego tarde al trabajo y me despiden. Luego, al llegar donde había dejado mi coche, veo que se lo habían robado.

Camino a mi casa y veo a mí mujer con otro hombre, y me vengo para acá, y cuando por fin iba a terminar con todo esto, llega usted y se toma mi veneno.

Chiste Clasico!! GENIOS…

Genios

Tres hombres se encuentran una lámpara mágica. al frotarla sale un genio:
por haberme salvado de mi castigo, les concedo un deseo a cada uno.
¿tu que quieres?
el primer hombre dice:
quiero regresar a Africa con mi familia.
concedido, ahora tú:
quiero mucho dinero y mujeres.
concedido, y lo lleva a las vegas.
y tú dime, ¿por qué estas triste?, ahora te toca.
el último hombre contesta:
es que me siento solo, me gustaría que mis amigos regresaran.
concedido.

Amit y los pechos de la reina – Nunca dejes de pagarle a tu Contador

AMIT Y LOS PECHOS DE LA REINA

Hacía mucho tiempo estaba obsesionado con el deseo incontrolable de gozar de los voluptuosos pechos de la reina hasta hartarse. Por supuesto, nunca había podido hacerlo. Un día reveló su deseo a Birbal, principal consejero y Contador de la Corona, y le pidió que hiciese algo para ayudarlo.

Birbal, después de mucho pensar, acordó, con la condición de que Amit le pagara mil monedas de oro. Amit aceptó el acuerdo.
Al día siguiente Birbal preparó un líquido que causaba picazón y lo derramó en el sutien de la reina mientras ésta tomaba un baño; Pronto el escozor comenzó y fue aumentando en intensidad, dejando al rey preocupado y a la reina muy molesta. Se hicieron consultas a los médicos, y ante la falta de respuesta de éstos Birbal dijo que a su entender sólo una saliva especial, aplicada por cuatro horas, curaría el mal. Birbal también dijo que esa saliva tan especial podría ser encontrada en la boca de Amit.
El Rey Akbar se puso muy feliz y como confiaba mucho en su contador, llamó a Amit, quien durante las cuatro horas siguientes se cansó de gozar a voluntad los suculentos y deliciosos pechos de la reina, haciendo todo lo que siempre había deseado.

Con su deseo ya plenamente realizado y su libido satisfecha, Amit se negó a pagarle a Birbal lo que habían convenido; además se burló de él y se le rió en la cara. Sabía que, naturalmente, Birbal nunca podría contar el hecho al rey. Pero Amit había subestimado al Contador de la Corona, hombre de muchos recursos como todos los de su profesión y ademas amigo del rey.

Al día siguiente Birbal colocó el mismo líquido en los calzoncillos del rey.

Moraleja: Nunca dejes de pagarle a tu Contador

Un chiste para vosss

Era una vez Pepito que estaba en la escuela, y el maestro les estaba diciendo unas adivinanzas a sus alumnos, y le dice a uno: Juanito, es verde por fuera y roja por dentro? y Juanito le dice: la sandía maestro! El le dice: muy bien Juanito, a ver Pedro es verde por dentro y negro por fuera? y Pedro le contesta el aguacate maestro! Muy bien Pedro, muy bien!
Luego Pepito estaba muy platicador con otro niño y el maestro le dice Pepito: se me para y se me sale!! y este le contestó: el pene maestro!!!!!.